lunes, 3 de noviembre de 2014

Un día de estos me pregunto...

¿Y qué si nunca existimos?

¿Y que si no es verdad que la muerte es el final?

¿Y qué si en algún momento todos seremos iguales? Polvo, tierra, mugre.

¿Y qué si un día te encuentro y me besas?

¿Y qué si te busco y me dejas?

¿Y si un día, no muy lejano, no muy cercano, vuelvo a escribir?

¿Y si vuelvo a vivir? ¿Cuándo dejé de morir?

¿Qué tal si alguien logra matar al dragón?

¿Aún existe el juglar de esos ayeres? ¿Y el de hoy? ¿Sigo riendo llorando?

¿Por qué te recuerdo? ¿Por qué te olvidé?

¿A quién? ¿A él? ¿De verdad lo olvidaste?

¿De verdad la dejaste?

¿Y si no te amo? ¿Y si no me amas? ¿Y si nos amamos tanto que nos asfixiamos?

¿Y si dejo de ser yo, para ser ella?

¿Cuándo terminaré de preguntar y empezaré a responder?

¡No mamar!... Lo que hace no dormir.