jueves, 25 de septiembre de 2008

He decidido volver a soñar.

He visto Amelie por no-sé-qué-vez.

Y he pensado que será a su modo.


Volveré al camino de los sueños e iré en tu busqueda. No será pronto, pues mis capacidades son limitadas, pero de que será, será.

Te encontraré sentado ahi, con tus ojos café mirando al horizonte, tu barbilla con rasgos marcados y tu cabello lácio. Llamaré tu atención sólo con la mirada, que sentirás en la frente pues no podré verte a los ojos, te levantarás con esa altura tuya tan imponente, y sonreirás, tan bellamente que desviaré la mirada a tu sonrisa, a esos labios que tantas veces he soñado posados en mis mejillas.

Caminaré tambaleante hasta ti, con un pie tras otro tan lentamente que parecerá eterno. Sin saber si me amaras o no, sólo fija en tu sonrisa, levantaré una mano que temblará con el movimiento y la moveré tan disimuladamente que sólo tú y yo notaremos el saludo.

Percibiré tu olor, tan puro y ageno a mi que será todo un bombardeo a mi olfato, sentiré tu mano fuerte y templada contra la mía, débil, temerosa y helada. Los nervios carcomerán mis entrañas, esperando que seas tú quién de el primer paso.

Al final seré yo, y no porque no quieras darlo, sino que estaré tan desesperada que me lanzaré a tus mejillas y las besaré tantas veces como me sea posible hasta que me atrapes en un abrazo caluroso.

Sentiré tu espalda amplia entre mis brazos y recargaré la frente entre tu cuello, y tus hombros, mi boca quedará justo en las clavículas. Me morderé el labio para no besartelas y cerraré los ojos para capturar completamente tu olor.

Tu latido, dispar al mío se sentirá en mi pecho, podrás notar mi pulso acelerado, pero mi respiración será imperseptible. Las puntas de mis dedos pasarán por tu camisa hasta la nuca y tocaran tu cabello, que será suave.

Me despegaré y miraré tus ojos, al fin miraré tus ojos. Profundos, traviesos, despitados. Tu aliento se impactará en mis mejillas y el viento erizará mi nuca. Tendré los hombros tensos, pero desaparecerá cuando abras la boca y digas "vamos"...

Aceptaré con cara de tonta, embobada por tal momento, por ti y te seguiré. Simplemente te seguiré.

Ya luego veremos que pasa...

+.-*\_= NISA =_/*-.+
A ti...
Escribo con tinta roja de lagrimas de un juglar.

La foto es mia... espero salga bien.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ando romantico... pero de esos depresivos pensando en el desamor.

Porq sera?

Las ilusiones suenan mas dificiles ahorita...

A ver q pasa con Queretaro y Paris... tantas situaciones y con ninguna logro comprometerme!

Y tu tan dispuesta a comprometerte y no te lo ponen en el camino XD

Jodida vida esta

Sick Boy

Nisagié dijo...

Será que el amo no fue para nosotros, pulgas...

Así somos, atrapados entre lugares y razones.

Küsse!!

iTz3LiN dijo...

ay nena!!!

zi no te digo!!!!

me enknta como zkrivz por k z komo zi lo ztuviera zientiendo

ha ha ha

me guzto muxo y + pork c k ai detraz del texto

...

no c k decir
zolo me iego

ANUDANTE dijo...

vaya, que intenso, dejarse llevar y punto... aunque dejar a un lado la jodida racionalidad resulta muy yonqui... en fin, que weno... que regresaste a mi blog, por cierto, si te extrañaba, saludos!!!

Fanático dijo...

me encanta amelie

saludos!

Nisagié dijo...

Doña Eso (it): Pues veras que es para las dos, para tus encuentros y los mios... y muero por saber por ese de hoy.

Don Nudos: Lo sabia ;)... Cuando sea razonable, seré un adulto.

Don Fan: Milagro tenerte por aqui, a mi también me encanta.

Küsse!!